Finlandia revoluciona la educación mundial

Cuando hablamos sobre educación y sistemas educativos es inevitable que aparezca en la conversación Finlandia, el país del noreste europeo con uno de los mejores y más destacados sistemas educativos del mundo, según los informes internacionales de PISA.

Los estudiantes finlandeses comienzan la escuela a la edad de 7 años, no llevan deberes a casa, sus jornadas escolares son más cortas y no realizan exámenes. Su truco de éxito se encuentra en la gran capacidad de innovación, modernizando y actualizando continuamente su sistema educativo adaptándose al progreso tecnológico y científico en el mundo.

De acuerdo a una publicación de Enpositivo.com, con motivo de la digitalización y la transformación de profesiones hacia la era digital, Finlandia se ha atrevido a implantar una nueva reforma educativa conocida como ‘phenomenon learning’.

Hace aproximadamente un año, dicha reforma entraba en vigor y todos los centros de enseñanza finlandeses introdujeron este nuevo método de aprendizaje consiste en enfatizar las habilidades de los alumnos mediante proyectos dinámicos y temáticos sustituyendo a las materias tradicionales.

Y esto se debe a que en la actualidad los niños ya no necesitan libros en papel para aprender ni tampoco las aulas clásicas y tradicionales de siempre.

Finlandia ha dado un paso más allá y junto a esta reforma, ha considerado conveniente adaptar los edificios de sus escuelas en un ambiente acorde al nuevo método educativo donde debe haber espacios abiertos que permitan desarrollar la comunicación y el dinamismo de los jóvenes.

En este caso, las aulas tradicionales han transformado sus paredes por cristales y paredes movibles de otros materiales, así como la sustitución de pupitres por sillones y pufs, aportando flexibilidad a la hora de adaptarse para las distintas actividades. 

De este modo, es complicado distinguir un pasillo de una clase o una sala abierta.

El concepto de las nuevas aulas está inspirado en el concepto ‘open-plan’, no solo desde el punto de vista arquitectónico sino también del pedagógico.

“La apertura apunta a que la escuela responda a las necesidades individuales de los alumnos, dejándoles tomar la responsabilidad de su aprendizaje e impulsándolos a aumentar su autorregulación”, afirmaba Raila Oskansen, consultora del FGC.

Gracias a esta reforma, Finlandia lograría su nuevo objetivo de aumentar la participación de los alumnos y permitirles tomar sus decisiones, establecer propias metas, resolver problemas y lograr los objetivos propuestos.

18 views

Tu opinión es importante

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

cool good eh love2 cute confused notgood numb disgusting fail